Dale vida al suelo que pisas. Capítulo II

Casi siempre nos decantamos por los mismos materiales sin dar la oportunidad a otro distintos. ¿Qué os parece si seguimos hablando de otros materiales o soluciones?

Suelos de moqueta
No se trata sólo de la textura, sino de la calidez al contacto con los pies.
Un material al que no estamos acostumbrados, pero muy utilizado en lugares fríos por su calidez.  Ideal para jugar y disfrutar del suelo que pisamos.

Hotel en Granada
 Suelos de gres.
Los tipos de gres más utilizados son los porcelánicos o los rústicos.
Los porcelánicos son los más resistentes al agua, a las manchas y al uso con una porosidad casi nula. Al no esmaltarse, su superficie es rugosa y menos deslizante, ideal para cocinas y baños.


Los rústicos, como indica el nombre, no es barro pero sí de estética artesanal y son ideales para exteriores. (Suelos de gres rústicos)



Suelos  hidráulicos.
Un mosaico hidráulico es una baldosa decorativa de cemento pigmentado, de uso interior y exterior. Inventado en el sur de Francia a mediados del siglo XIX.

El sistema de fabricación del suelo hidráulico no ha cambiado prácticamente nada desde sus orígenes. Las baldosas hidráulicas no están hechas de barro o adobe, ni cocidas, como en el caso de las baldosas de cerámica. Como su nombre lo indica, estos suelos están hechos de cemento comprimido con prensas hidráulicas. Esto es confiere una gran resistencia y solidez.

Además de su resistencia, estas baldosas se caracterizan por su versatilidad, su gran variedad de dibujos y de colores naturales que las hacen aptas tanto para interiores como exteriores.  (Si quieres saber más…) 

Suelos  combinados
Otra opción es combinar materiales. ¿Por qué no darnos el placer de utilizar lo que nos gusta sin tener que elegir?
Combinación de tarimas con hidráulicas, madera con porcelánicos, microcemento y baldosa…
Esta hermosa casa en Umbría, Italia fue diseñada por Paola Navone  para Andrea Falkner Campi.
microcemento y gres
Suelos  pintados.
Otra opciones pintar nuestro suelo. Si no nos convence lo que tenemos y queremos cambiarlo, o la madera que tenemos no admite más lijados, podemos pintarlas, bien de un color o, si contamos con un buen artista, atrevernos con algún dibujo.
suelos pintados

suelos pintados

suelos pintados
…Y si al final nos decidimos por un parquet, ¿porque no buscarlos con un toque de humor o protagonismo?...