UN BAÑO EN DOS ESTANCIAS CON MUCHO COLOR


Separamos el baño en dos estancias con el fin de proporcionar a la familia la posibilidad de utilizar los lavabos independientemente del inodoro y la ducha, creando para cada usuario su zona de acicalamiento.


En el diseño de los dos espacios se le da especial importancia al color de los lavabos. Para conseguir darles esa importancia, los rodeamos de un espacio sobre una base negra y gris. Estos dos colores, junto con el blanco, son de los llamados colores acromáticos; es decir, colores sin color.






Para dar más fuerza a los lavabos, los vinilos elegidos siguen el mismo criterio: una hoja representa al lavabo verde y una flor amarilla y naranja al lavabo amarillo, ambas sobre un fondo acromático.






Cuando el color tiene su mayor riqueza, la forma tiene su plenitud.

Paul Cezanne.